LOS ALFOCES DE ARREBA, DE BRICIA Y DE SANTA GADEA: LOS VALLES DE BEZANA Y DE ZAMANZAS

LOS ALFOCES DE ARREBA, DE BRICIA Y DE SANTA GADEA: LOS VALLES DE BEZANA Y DE ZAMANZAS
Ficha Técnica
Editorial:
ASOCIACIÓN CIENTÍFICA Y CULTURAL IBEROAMERICANA
Año de edición:
Materia
Historias Locales
ISBN:
978-84-16956-59-3
Páginas:
548
Encuadernación:
Rústica
Dimensiones:
170 x 240
Disponibilidad:
Disponible

Descuento:

-5%

Antes:

30,00 €

Despues:

28,50 €
Comprar

El tercer volumen de la colección Historia de las Merindades está dedicado a los alfoces y valles del Noroeste de las Merindades: Arija, Alfoz de Arreba, Alfoz de Bricia, Alfoz de Santa Gadea, Valle de Valdebezana y Valle de Zamanzas. Se analizan, también, cinco pueblos del actual Valle de Manzanedo, y tres pueblos de la actual Merindad de Valdeporres que en 1590 estaban incluidos en el Alfoz de Arreba, en el caso de Manzanedo y en el Valle de Bezana, en el caso de Valdeporres. La zona estudiada en esta obra estuvo marcada por un importante desarrollo en el periodo del Hierro I (en torno al año 600 a.C.) esa organización dejó su rastro en la composición de las jurisdicciones supraaldeanas. El Hierro II nos deja importantes castros que dominan cada uno un territorio menor, ya se dibujan lo que serán las jurisdicciones supraldeanas altomedievales. La Alta Edad Media, (segunda mitad del siglo VIII al siglo XI) nos ofrece las primeras noticias escritas de las jurisdicciones de este territorio. Tratamos la evolución histórica de cada una de las jurisdicciones, sus centros de poder (castros y castrillos) y los poblados y despoblados que existieron desde la protohistoria hasta finales del siglo XVI: castros, monasterios, eremitorios, poblados y despoblados, con una pequeña microhistoria por cada uno de ellos. La Baja Edad Media fue determinante en la historia de estos alfoces y valles, las donaciones reales harán que las jurisdicciones altomedievales se descompongan para constituir unas nuevas agrupaciones en función del señorío feudal consecuencia de esas donaciones reales. El lector podrá descubrir nuevos eremitorios y despoblados de los que se ha perdido la memoria oral, el origen de los pueblos con varios barrios, en definitiva, el hábitat de esta comarca Merindades.

Otros libros del autor

LAS MERINDADES DE BURGOS: 300 A.C.-1560
-5%